Los niveles de lagos en Titán cambian

Por primera vez, se ha detectado que los niveles de líquido de los lagos de Titán descienden y se elevan con las estaciones, al igual que en la Tierra.

Mapa de Ontario Lacus obtenido por SAR
Mapa de Ontario Lacus obtenido por SAR. Los contornos
de la laguna, en junio de 2005 y en junio/julio de 2009,
se muestran en color cian y color azul, respectivamente.
Titán, la luna de Saturno que es similar a un planeta, es el único lugar en el Sistema Solar -aparte de la Tierra, por supuesto- que tiene un ciclo hidrológico. Mientras que el ciclo hidrológico de la Tierra funciona con el agua, la distancia de Titán desde el Sol hace que las condiciones sean muy frías, y provoca que un ciclo hidrológico se base en metano líquido, etano y propano.

Ahora, después de analizar los datos recogidos por la nave espacial Cassini durante un periodo de cuatro años, los científicos han encontrado que la profundidad del líquido en los lagos del hemisferio sur de Titán han disminuido a un ritmo de aproximadamente un metro por año. En el caso de Ontario Lacus (llamado así por su tamaño similar al lago Ontario en la Tierra), los científicos encontraron que entre junio de 2005 y julio de 2009, un período de tiempo que abarca la transición entre pleno verano y el otoño en Titán, la línea de la costa retrocedió alrededor de diez kilómetros.

Los resultados se basan en el radar de altimetría y datos del instrumento SAR (Synthetic Aperture Radar), que mide la rugosidad de una superficie de tal manera que una superficie plana y lisa como un lago se ve oscura, mientras que las superficies rugosas (como las montañas) aparecen brillantes. Mediante la combinación de los datos de SAR y del radar de altimetría, los científicos pudieron crear una imagen de las propiedades de absorción del líquido. "Esto afirma que los líquidos son hidrocarburos relativamente puros, formados por metano y etano y no por alquitrán", dice Oded Aharonson, profesor asociado de ciencias planetarias en Caltech.

"El líquido no es muy atenuante", explica Alexander G. Hayes, también de Caltech, "lo que significa que es bastante claro para la energía de radar, es decir, transparente, como el gas líquido natural. Debido a esto, el radar puede ver a través del líquido en los lagos de Titán a una profundidad de varios metros. Luego, el radar golpea el suelo y rebota. O, si el lago es más profundo que unos pocos metros, el radar se absorbe completamente, produciendo una firma 'negra'"

Teniendo en cuenta las propiedades ópticas de los líquidos, los investigadores podrían centrarse en la profundidad del lago. "Hemos sido capaces de determinar la batimetría del lago en una profundidad de alrededor de ocho metros", dice Hayes, quien agrega que el lago es menos profundo y con una pendiente más suave a lo largo de su borde sur, en áreas donde los sedimentos se van acumulando. A lo largo de su costa oriental y norte, donde alcanza una cadena montañosa, la vertiente del lago es algo más pronunciada, lo que Hayes llama la 'cabeza de playa'.

La comparación de las imágenes de Ontario Lacus separadas por cuatro años reveló que el lago se había reducido. "La medida en que el lago ha retrocedido está relacionada con la pendiente, es decir, donde el lago es poco profundo el líquido ha retrocedido más", dice Hayes. "Esto nos permite deducir la altura vertical en que se ha reducido la profundidad del lago, que es aproximadamente un metro por año".

Imagen de lagos cercanos al polo sur de Titán
Lagos cercanos al polo sur de Titán. La imagen muestra lagos
parcialmente llenos (trazados en cian) que desaparecen entre
las imágenes obtenidas en diciembre de 2007 y mayo de 2009.
La tasa de evaporación de metano de los lagos cercanos se determinó mediante la comparación de las firmas de radar de las imágenes tomadas en diciembre de 2007 y mayo de 2009, en términos de qué tan 'oscura' apareció la firma. En todos los lagos la oscuridad de radar disminuyó o desapareció por completo, lo que se puede traducir como una reducción de líquido. "Obtuvimos el mismo resultado: un metro por año de pérdida de líquido", dice Aharonson.

Hasta el momento, no hay cambios análogos que se hayan observado en los lagos del hemisferio norte, que entra ahora en primavera. "Esperamos que suceda, pero no sabemos cómo se manifiestaría en los datos si los lagos del norte son mucho más profundos", dice Aharonson. "Vamos a seguir buscando este efecto con futuras imágenes de radar, para desentrañar las variaciones estacionales de las variaciones climáticas a largo plazo que previamente se han propuesto".

Fuente

1 comentarios:

JTorres --- Are we havin' fun yet? dijo...

Cada vez más, Titán se parece (en una forma extrema) mucho a la Tierra en muchos aspectos, que agradable sería encontrar vida basada en hidrocarburos en esta bella luna, esto mostraría que la vida es algo más que común: una regla universal, una ley.

Publicar un comentario